NO HACER NADA es muy bueno para ti y mejor en la naturaleza

LA IMPORTANCIA DE “NO HACER NADA” Viaje para Perezosos…

En los últimos años se ha descubierto en el cerebro, lo que se conoce como “la  red neuronal por defecto”,  que es una red de nodos neuronales del cerebro que se activan cuando no estamos haciendo nada en concreto .

(Lo que podemos llamar  una actitud meditativa, o más coloquialmente lo que se conoce como “estar en babia”)  la cual, se activa fácilmente cuando estamos en la naturaleza.

¿Pero qué ocurre cuando estamos en ese  “no hacer nada”?,  pues parece ser que al promover esta red neuronal por defecto provocamos una profunda revolución en todo nuestro cerebro, aumentando nuestra  capacidad de autorregulación  espectacularmente por todo el  cuerpo y en particular se activan  áreas  del cerebro, tan importantes como:

Disculpen las molestias, ahora va, un poquito de neurociencia, para vagos eso sí:

  • La corteza prefrontal media (Que tiene que ver con la planificación, fuerza de voluntad, la elección de planes, dar forma a las emociones y regular el sistema emocional o límbico , por ejemplo) , ( Rick Hanson, RicharMendius, 2009). Si esta mejora , tomamos mejores decisiones! .
  • La corteza cingulada anterior (Que tiene que ver con la capacidad de fijar la atención o la revisión de planes además de integrar pensamientos y sentimientos) ( Yamasaki, Labary McCarthy 2002). Si está en forma, estamos de mejor humor y mucho más atentos.
  • El precúneo (Que tiene que ver con el razonamiento espacial y la conciencia)(Andrew J.Smart,2014). Nos entendemos mejor a nosotros mism@s.
  • Hipocampo (Que tiene que ver con la formación de recuerdos y detectar amenazas, y la composición espacial, así como regular el estrés). Es decir estaremos más tranquilos.
  • La Corteza parietal lateral (Que tiene que ver con la capacidad de la representación de nosotros mismos, lo que se denomina la metacogición)(Andrew J. Smart, 2014). Nos sentiremos mejor con nosotros mismos.

Así que ya vemos, este “no hacer nada” resulta que es una de las mejores cosas que podemos hacer para sentirnos  ampliamente mejor. Será por eso que en el día a día y su locura cotidiana, donde apenas tenemos un respiro… se nos acumulan las tareas y nos sentimos atascados… precisamente por no parar.

Este “ no hacer nada ” o más técnicamente esta “ red por defecto o actitud contemplativa de estar en babia” se activa exponencialmente con la naturaleza  de manera natural. Como  dar un paseo por los bosques, mirar una puesta de sol, observar las nubes, u oír el canto de los pájaros, etc…

Por eso, es fácil de entender el enorme y rápido beneficio que sentimos, cuando estamos en la montaña mirando el paisaje, parece que al segundo día de vacaciones, nos hemos quitado una mochila enorme… y neurocientificamente ya sabemos porque.

así que para ganar salud, naturaleza, mucha naturaleza y tiempo para disfrutarla, paseos, atardeceres, tiempos, descansos, encuentros y mucha luz…

Esto es parte del artículo de Vacaciones Perezosas por Defecto de Juan F. P.Valle en la revista Espacio Humano-2016. que podreís leer completo este verano.

Muchas gracias un y fuerte abrazo desde la Perezosa.

Deja un comentario